La finca

ENTORNO

En el término municipal de El Bonillo, Albacete, a más de 1.000 metros sobre el nivel del mar, surge la Finca Carrascas rodeada de un ondulado paisaje con aroma a tomillo y romero, salpicado de sabinas, y carrascas centenarias. Se trata de un área protegida en la que frecuentemente se ven ciervos, águilas y avutardas deteniéndose a beber en el Río Pinilla.

VIÑEDOS

En las condiciones extremas se forja la personalidad. El clima continental alterna inviernos muy fríos con veranos calurosos, con diferencias de temperatura entre la noche y el día de más de 15ºC. Esto favorece una larga maduración de la uva y aporta mayor complejidad aromática al fruto. En la finca conviven las variedades Viognier, Chardonnay, Tempranillo, Cabernet Sauvignon, Merlot y Syrah. Las vides hunden sus raíces en el suelo calizo de la finca y crecen en cultivos de espalderas donde reciben más directamente los rayos solares, lo que favorece la maduración y mejor calidad. Toda la viña dispone de un sofisticado sistema de riego lo que nos permite aplicar la dosis de agua exacta para cada momento. Al tratarse de un microclima diferente al resto del entorno, escogemos nuestro propio momento óptimo de vendimia, la cual realizamos en cajas pequeñas para que la uva llegue intacta al proceso de selección.